¿Qué son los Percebes? | Características, tipos, hábitat y alimentación

Los percebes son animales marinos pertenecientes a la misma clase que las langostas, camarones y cangrejos, es decir, a los «crustáceos»

Los percebes son animales marinos pertenecientes a la misma clase que las langostas, camarones y cangrejos, es decir, a los «crustáceos», y por sus características físicas, despiertan gran curiosidad.

Viven entre las rocas expuestas al oleaje del mar, adheridos fuertemente gracias a un cuerpo musculoso (pedúnculo) similar a un tallo, que produce un extraordinario pegamento (cemento).

En la actualidad, existen más de 1000 especies de percebes, distribuidas en su mayoría en las costas de España, y por su hábitat, atraparlos representa un verdadero reto, convirtiéndose en un manjar muy valioso.

Vamos a conocer un poco más sobre los percebes, sus características, qué tipos existen, de qué se alimentan, cómo se reproducen… ¡Comencemos!

Percebes
Los percebes

¿Qué es el percebe y de dónde se origina?

Es un «crustáceo cirrópodo», es decir, un animal marino cuyo cuerpo está cubierto por placas (caparazón) del que salen unos apéndices o prolongaciones delgadas y plumosas (cirros).

Se incluye dentro de los «Pedunculata» por presentar un pedúnculo o tallo muscular y flexible con el que se adhiere a las rocas u objetos flotantes.

El percebe es originario de las costas del norte de España, Francia y Portugal.

¿Sabías que…? En la edad media, se pensaba que los percebes evolucionaban hasta convertirse en gansos marinos por las plumas que se asomaban de su caparazón.

Características

Morfología externa

  • El cuerpo se compone de dos partes: capítulo (parte superior) y pedúnculo (parte inferior).
  • El «capítulo» contiene la parte interna del cuerpo (manto), y aloja los órganos vitales (tórax, boca, ano, órganos reproductores…)

Está protegido por un caparazón bivalvo, formado por dos conchas que puede abrir o cerrar, y reforzadas con cinco placas calcáreas (escudos) y otras más pequeñas, de forma triangular, que adoptan la forma de una uña.

  • Cuentan con dos placas, llamadas «operculares» que pueden deslizarse y tapar la abertura del caparazón.
  • El pedúnculo es un cuerpo cilíndrico, musculoso, de color oscuro (marrón rojizo, negro), recubierto por una piel fibrosa y diminutas escamas, y con glándulas cementantes (producen el cemento para adherirse).
  • El abdomen está reducido.
  • El tórax cuenta con seis pares de extremidades delgadas y plumosas, llamadas «cirros o apéndices torácicos», que se extienden fuera del caparazón.
  • La boca está delante de los cirros, bordeada por varios apéndices masticadores (maxilas, palpos mandibulares, maxílulas).
  • Tienen ojos simples (ocelos) que les permiten diferenciar variaciones en la luz.
  • Su tamaño promedio es de 10 a 12 centímetros de largo, y 2,5 centímetros de ancho.

¿Sabías que…? Inspirados en el cemento producido por los percebes, ingenieros de Massachusetts (Estados Unidos) han creado un pegamento que puede sellar los tejidos lesionados y detener las hemorragias en las heridas en segundos.

Minidocumental sobre los percebes

Morfología interna

Sistema nervioso

Está formado por un ganglio central y cordones nerviosos que conectan con órganos sensoriales, como las cerdas o pelos que cubren los cirros (extremidades), y los ocelos (ojos simples).

Sistema circulatorio

No tienen corazón; el sistema circulatorio consiste en una cavidad encargada del bombeo de la sangre (hemolinfa) al interior del pedúnculo (o tallo) y a través de las paredes y extensiones del cuerpo.

Sistema reproductor

Los percebes son hermafroditas (cada ejemplar posee los órganos sexuales femeninos y masculinos).

La gónada (glándula genital) femenina consta de dos ovarios, ubicados en la base o pedúnculo.

La glándula genital masculina está formada por un par de testículos (conductos ramificados por el tórax) y un pene, situado entre el último par de cirros (extremidades).

Sistema respiratorio

Los percebes captan el oxígeno disuelto en el agua mediante la membrana interna de su cáscara y los cirros (prolongaciones del cuerpo).

Sistema muscular

Está formado por grupos de músculos flexores, longitudinales y un músculo aductor, que les permiten contraerse, estirarse y moverse en cualquier dirección.

Además, facilitan el funcionamiento del sistema circulatorio, la unión de las placas y el cierre de la abertura al exterior.

Sistema excretor

Los percebes desechan los residuos a través de las glándulas maxilares.

Sistema digestivo

Inicia por la boca y continúa por el esófago, el estómago, que se conecta con el intestino (encargado de la absorción de las sustancias digeridas) para culminar en la abertura anal, en la región dorsal del capítulo.

Tipos de percebes
Los percebes

Tipos de percebes

Dependiendo del hábitat, se distinguen los «percebes de sol» y «percebes de sombra»

Percebes de sol

Habitan en zonas soleadas, abiertas y muy abatidas por el oleaje; su pedúnculo (tallo por el que se adhiere al sustrato) es corto y grueso y musculoso.

Percebes de sombra

Habitan en zonas más protegidas (grietas, cuevas) y su pedúnculo tiende a ser largo y delgado, con gran contenido acuoso, por lo que también son conocidos como «aguarones»

Ejemplares de percebes

Percebe gallego (Pollicipes pollicipes), percebe marroquí (Mitella pollicipes), percebe canadiense (Pollicipes polymerus).

¿Dónde se encuentran los percebes?

Los percebes habitan principalmente en las costas cantábricas y gallegas (España), aunque también es posible encontrarlos en Argelia, Marruecos, Francia y costas atlánticas canadienses.

Viven en entornos marinos, principalmente en zonas rocosas expuestas al oleaje, bien sea sumergidos o expuestos al aire (cuando baja la marea), compartiendo hábitat con algas y moluscos.

Son sésiles, es decir, se encuentran en grandes grupos (formando piñas) y crecen adheridos al sustrato o un objeto flotante (madera, botes, conchas de tortugas marinas…), del cual no se separan ni se desplazan.

Algunas especies son parasitarias (percebes de las ballenas) y conviven pegados a su piel durante el resto de sus vidas.

¿Sabías que…? Los encargados de conseguir a este crustáceo son llamados «percebeiros», quienes se enfrentan a regiones fuertes del mar que hacen difícil y peligroso su trabajo.

¿Cómo se alimentan los percebes?

Son crustáceos filtradores, por lo tanto, se alimentan de nutrientes que extraen del agua de mar (fitoplancton).

Para ello, utilizan un abanico de cirros (especie de patas con diminutas plumas o filamentos) que brotan de su uña y que pueden moverse ¡más de 100 veces por minuto! atrapando las partículas disueltas el agua para llevarlas a la boca.

¿Cómo se reproduce el percebe?

El percebe es hermafrodita, es decir, cada ejemplar posee los órganos sexuales femeninos y masculinos.

A pesar de ello, rara vez se autofecundan; para reproducirse es necesario que intervengan dos individuos distintos, actuando uno como macho y otro como hembra.

Al vivir fijos al sustrato, para transferir su esperma al ejemplar que actúa como hembra, el individuo que se comporta como macho expone un pene extremadamente largo, que puede alcanzar ¡hasta 50 veces la longitud de su cuerpo!

Tras la fecundación, se liberan numerosos huevos que eclosionan (se abren) en el medio marino para dar lugar a una diminuta larva (nauplio).

En sus primeras etapas, la larva nada libremente hasta encontrar el lugar donde se fija o adhiere de cabeza, gracias a una sustancia pegajosa (glicoproteína), y su cuerpo es envuelto en una fina capa que se irá endureciendo a medida que se desarrolla.

Ciertas especies (Pollicipes polymerus) han desarrollado una estrategia fantástica; para llegar hasta las posibles parejas que están lejos, los machos expulsan su esperma a las corrientes marinas; así una hembra los recogerá para fertilizar sus óvulos.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer un percebe?

El percebe pasa las primeras etapas de su vida en forma de larva, pasando por dos fases: nauplio y cipris, y alcanza la etapa adulta en aproximadamente seis meses.

Suelen vivir entre 5 y 10 años.

¿Sabías que…? Para identificar la superficie ideal para vivir, el percebe cuenta con antenas modificadas que le permiten evaluar la textura superficial, química, y humedad del lugar.

¿Qué les hacen los percebes a las ballenas?

En su etapa larval, los percebes pertenecientes a la familia «Coronulidae» suelen pegarse a los vientres y lomos de las ballenas y viajar con ella para siempre, desarrollando una relación de comensalismo, es decir, sin causar daño ni beneficio al huésped.

Algunos especialistas opinan que la relación puede llegar a ser parasitaria, y los percebes pueden ocasionar irritación de la piel, afectar la eficacia para nadar de la ballena huésped y ayudar en la existencia de otros parásitos (piojos de las ballenas).

¿Sabías que…? Una ballena jorobada puede albergar más de 1000 percebes sin ningún problema en su cuerpo.

¡Compártelo en tus redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.