Información sobre los Pingüinos

El Pingüino es la especie de ave buceadora más rápida y que más profundo puede llegar, sumergiéndose a más de 500m de profundidad, alcanzando velocidades de hasta 34km por hora (2,7 metros por segundo); son capaces de contener la respiración por más de 20 minutos. Su cuerpo esta perfectamente adaptado a la vida acuática; su diseño aerodinámico permite que se deslicen con mayor rapidez y agilidad en el agua. Poseen alas que aunque no les sirven para volar, funcionan muy bien como aletas. No son muy hábiles para caminar, en vez de ello optan mayormente por tumbarse sobre su pecho para desplazarse más rápido sobre el hielo y no gastar tanta energía.

Pingüino

Pingüinos nadando a profundidad

Descripción y características

Están cubiertos por pequeñas plumas que forman una capa densa y uniforme de aproximadamente 15 plumas por cm², estas plumas son un factor importante en el buceo, estudios han demostrado que retienen pequeñas burbujas de aire que envuelven al pingüino impermeabilizando la piel e impidiendo que la densidad y viscosidad del agua influya en su desplazamiento, por esta razón la piel del pingüino jamás se moja y al nadar se puede apreciar el rastro de burbujas que dejan.

El color de su plumaje está diseñado para camuflarse de los depredadores, en la espalda son negros para confundirse con la profundidad desde la superficie y blancos en su pecho para confundirse con la claridad del cielo desde el fondo del mar. Su estatura y su peso varían con cada especie, el más pequeño es el Pingüino Azul, que mide 40cm y pesa alrededor de 1kg y el más grande, el Pingüino Emperador que mide hasta 1,3m de longitud y puede pesar más de 40kg. Su sentido de la vista es el más desarrollado, logran ver a grandes distancias tanto en el día como en la noche y de esta manera visualizan a sus presas en las profundidades.

¿Dónde viven los pingüinos?

Los pingüinos pasan el 75% de su vida en el agua, habitan no solo en la antártica sino en todos los continentes que se encuentran en el hemisferio sur. Esta ave es capaz de soportar temperaturas tan bajas como las que se encuentran en la antártida, de hasta 70° bajo cero. Es una especie migratoria, emprenden largos viajes donde atraviesan más de 150 kilómetros en un periodo de 30 días para llegar a las zonas de reproducción. Utilizan el sol como guía al emigrar. Son muy sociables y forman grandes colonias.

Alimentación

Son animales carnívoros, comen calamares, peces, cangrejos y crustáceos como el krill antártico. Están adaptados para beber el agua del océano porque cuentan con glándulas que eliminan la sal del agua que consumen.

Reproducción

En las distintas zonas de reproducción de la Antártida pueden juntarse hasta 50.000 parejas de pingüinos. Son monógamos, es decir, eligen a una pareja con fines reproductivos para toda la vida. La tarea de reproducirse varía en torno a las especies; pingüinos como el papúa construyen nidos perfectos para atraer a las hembras. Para el apareamiento y la incubación, los machos que ya designaron a su pareja en años anteriores se preparan para el gran reencuentro al construir el nido cerca o en el mismo lugar en el que ya han anidado, luego, emiten una especie de graznido (sonido que emiten algunas aves para comunicarse) que reconocerá la hembra entre la multitud, una vez juntos celebran con graznidos y se dan cariño el uno al otro con sus picos.

A diferencia de esta especie el pingüino emperador no construye nidos, esto se debe a que no se sientan sobre los huevos si no que los envuelven entre el estómago y las patas para incubarlos. Esta tarea la realiza el macho, mientras que la hembra se va en busca de comida, acción que también los diferencian de otras especies en donde ambos padres se turnan para incubar los huevos. Las hembras tienen un periodo de gestación que varía de entre 33 a 62 días, la gran mayoría de especies de pingüinos ponen dos huevos y una vez que nace la cría ambos padres intervienen en la crianza. Los alimentan por medio de la regurgitación (expulsión de la comida ingerida).

Una vez transcurrido los meses de crianza, en donde pueden transcurrir hasta tres meses, se disponen a formar nuevas colonias. Completan su madurez sexual a los cuatro u ocho años de vida, generalmente los más grandes como el pingüino emperador suele tardar los 8 años en alcanzar su desarrollo.

Pingüino y su depredador

Pingüino y su depredador

Estas aves se caracterizan por ser muy buenos padres, hacen todo lo posible para mantener su descendencia protegida, sin embargo durante la época de cría, algunas aves como el págalo, representan una amenaza para las crías, ya que se los arrebatan a sus padres mientras que intentan ocultarlos debajo de ellos. En la adultez los depredadores son en su totalidad acuáticos, las focas, orcas y tiburones. Pueden llegar a vivir de 15 a 20 años.


 

¡Mira más animales asombrosos e interesantes!