Los caracoles | Características, hábitat, tipos, qué comen y algunas curiosidades

¡Vamos a conocer un poco más sobre los caracoles! Sus características, tipos, qué comen los caracoles y una que otra curiosidad…

«Los caracoles» son moluscos gasterópodos, es decir, que disponen de un pie para arrastrarse, y son considerados una maravilla de la naturaleza por sus características y habilidades.

Con un andar lento pero seguro, y un rastro de baba singular al que se le atribuye grandes poderes para regenerar la piel, este grupo de animales ha logrado adaptarse a distintos hábitats, encontrándose desde el desierto hasta el fondo del mar, distribuidos por todo el mundo.

Además, son un alimento muy apreciado en muchos países.

¡Vamos a conocer un poco más sobre este molusco! Sus características, tipos, qué comen los caracoles y una que otra curiosidad…

¿Qué son los caracoles?

Son un grupo de animales pequeños pertenecientes a los moluscos gasterópodos, llamados así por poseer un pie muscular  para arrastrarse y, en su mayoría, contar con un caparazón o concha en forma de espiral, en cuyo interior se refugian para protegerse.

via GIPHY

Características

  • Cuerpo alargado, dividido en tres partes: cabeza, masa visceral y pie.
  • La cabeza está bien desarrollada, separada del pie por una especie de extensión delgada (cuello), y cuenta con cuatro tentáculos: dos largos (superiores) con ojos en los extremos, y dos cortos (inferiores) con función olfativa y táctil.
  • En la cabeza también aparece la boca y el orificio genital, y poseen una lengua larga, áspera, una estructura bucal o «rádula» que tiene diminutos dientes curvos (dentículos) que usan para rasgar el alimento y excavar galerías.
  • La masa visceral contiene los órganos internos alojados en el saco visceral (bolsa). En sus etapas de desarrollo (etapa larval), el caracol sufre un proceso de torsión, mediante el cual su masa visceral gira sobre el pie y la cabeza.
  • El pie es ancho, muscular, y contiene el orificio respiratorio, excretor y digestivo, además de unas pequeñas estructuras que segregan una sustancia mucosa (lubricante).
  • El cuerpo está recubierto por una membrana (manto) que segrega la sustancia que forma al caparazón (carbonato de calcio), y crea un espacio llamado «cavidad paleal» al adherirse a la concha y plegarse hacia dentro.
  • La mayoría tienen un caparazón o concha en forma de espiral. ¡Para no perder humedad mientras hibernan (duermen), sellan la entrada de su concha con una placa dura (opérculo) adherida al pie muscular!
  • No tienen audición.
  • El sistema nervioso está formado por ganglios cerebrales (pequeños cordones) y fibras nerviosas, encargadas de transportar las señales captadas.
  • Su aparato digestivo es completo (boca, faringe, esófago, estómago, intestino y ano).
  • Si la especie es acuática, respira por branquias (láminas por donde circula el agua) y si es terrestre, por pulmones (órgano para respirar aire),aunque  ciertas especies tienen ambas (branquias y pulmones).
  • Su sistema circulatorio es abierto, es decir, el corazón  transporta la sangre o hemolinfa (líquido incoloro) mediante una red (senos sanguíneos) desde una vena a todo el cuerpo.
  • Poseen uno o dos riñones (órganos en forma de finos tubos por el que sueltan desechos).
  • Tienen varios músculos, entre los que destaca  el «músculo columelar», que une al pie con la concha; se muevenalternando contracciones y alargamientos de su cuerpo.
  • Tienen órganos reproductores: masculino (pene) y femenino (vagina); algunos tienen ambos (hermafroditas). La fecundación es interna y después de aparearse, ponen huevos (de 100 a 300 huevos). ¡ Algunas especies pueden tener hasta 12 horas de cortejo!
  • Esperanza de vida promedio: 10 años.
  • Tamaño variable (entre 0,1 y 20 centímetros de longitud). Existen especies marinas como «Syrinx aruanus» de Australia, cuyo caparazón puede medir ¡91 cm de largo!
  • Son animales nocturnos, aunque pueden ser activos en lugares húmedos en sombra y en días de lluvia.

¿Sabías que…? Algunas especies de caracoles pueden tener hasta 25.000 dientes en la rádula (estructura bucal).

¿Dónde viven los caracoles?

Prácticamente los caracoles se encuentran en todo el mundo, tanto en ambientes terrestres como marinos y de agua dulce (ríos, lagos, arroyos…), habitando en fondos arenosos, en profundidades que alcanzan los 75 metros.

Las temperaturas óptimas para existir varían entre 15º y 20º C. En épocas de máximo calor, el caracol entra en un estado de hibernación (sueño) y puede durar ¡hasta 4 meses durmiendo!

Tipos de caracoles  

Dependiendo de su hábitat, los caracoles pueden clasificarse en tres tipos: caracoles de mar, de agua dulce y terrestres.

Tipos de caracoles
Tipos de caracoles

Caracoles de mar

Viven en todas las aguas, en mares tropicales y polares, desde las zonas que bañan las mareas hasta las grandes profundidades. Su concha en espiral tiene formas variables (esférica, alargada, platillo…) con colores brillantes.

Destaca el género «Strombus», o caracolas, que viven en las arenas poco profundas; con tres especies actuales: caracola canelo (Strombus pugilis), caracola alada (Strombus alatus) y  la caracola de combate (Strombus gracilior).

También el género «Casis», con caracolas de gran tamaño, como Cassis Cornuta (casco con cuernos), y el género «Conus» con especies venenosas como el caracol cono marino (Conus magus), famoso por sus potentes neurotoxinas (veneno).

¿Sabías que…? El caracol marino «Conus magus» dispara un arpón con más de 50.000 neurotoxinas (veneno) para defenderse, y la probabilidad de morir tras ser picado es del 90%

Caracoles de agua dulce

Habitan en ríos, lagunas, lagos, charcos, aguas dulces subterráneas… y sus especies han sido adaptadas a los acuarios por sus capacidades para limpiar los tanques, sus colores y formas llamativas.

Entre sus especies representativas están: caracol inca dorado (Pomacea bridgesii), Henrigirardia wienini, caracol cebra (Neritina natalensis)…

Caracoles terrestres

Son los más comunes, también llamados «caracoles de tierra o de jardín», donde comúnmente habitan, prefiriendo lugares húmedos y frescos; su concha en espiral adopta formas redondeadas.

Ciertas especies son consideradas una plaga indeseable, por el daño que causan en los cultivos.

Entre sus especies representativas resaltan: caracol común de jardín (Helix aspersa), caracol africano gigante (Achatina fulica), caracol degollado (Rumina decollata)…

¿Qué comen los caracoles? 

La alimentación de los caracoles depende del hábitat, tipo de caracol y cantidad de alimento disponible. Para nutrirse, hacen uso de una lengua larga, áspera, llamada «rádula», con cientos de dientes diminutos que les permiten raspar el alimento que van a consumir.

¿Qué comen los caracoles de mar?

Se alimentan principalmente de plancton, residuos orgánicos y algas marinas. Ciertas especies marinas (del género Casis) son carnívoros, y se alimentan de equinodermos (pepinos de mar, estrellas de mar) y bivalvos (almejas, ostras).

¿Qué comen los caracoles de agua dulce?

Al igual que los caracoles de mar, prefieren las algas, y los residuos orgánicos; existen especies detritívoras, es decir, consumen materia orgánica en descomposición, y otras son carnívoras,  alimentándose de otros caracoles.

¿Qué comen los caracoles de tierra o de jardín?

Son herbívoros, y su dieta incluye hojas, plantas, frutas, vegetales; ciertas especies son omnívoras (se alimentan tanto de vegetales como de animales), y comen otros caracoles, lombrices de tierra… Cuando no encuentran alimento, pueden consumir tierra.

Si tienes alguno como mascota, debes saber qué comen los caracoles de tierra recién nacidos; su dieta es vegetal y variada, con hojas, musgo, plantas frescas, zanahoria, lechuga, calabaza… y frutas como uvas, fresas y manzanas.

¡Evita darle de comer algún alimento que contenga sal o azúcar ya que pueden provocar su muerte!

¿Sabías que…? El caracol de tierra «Platymma tweediei» de Malasia tiene una concha negra y un pie rojo brillante, por lo que es conocido como el caracol de fuego y su  aspecto es realmente impresionante.

¡Compártelo en tus redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.