Zorro Ártico o Zorro Polar

Descripción

El zorro ártico pertenece a la clase mamíferos, éste tiene una piel muy gruesa, patas peludas, hocico chato y orejas cortas, estas características le permiten soportar las bajas temperaturas a las que se expone, en ocasiones puede alcanzar hasta los -50º C. También usa su cola similar a los gatos (para mantener equilibrio), aunque también la puede usar como manto para cubrirse del frío extremo.

Al igual que otros animales que viven en el ártico (como la liebre ártica), el zorro polar cambia de pelaje dependiendo de la estación del año. Esto le permite camuflarse muy bien con la nieve, ya que en invierno su pelaje es blanco puro, mientras que en el resto del año cambia a azul grisáceo, a veces tiende a ser un poco marrón. Tiene una longitud de 45 a 65 cm y puede pesar de 3 a 9 kg. El macho es más grande que la hembra, aunque su tamaño dependerá también de su alimentación.

Comportamiento

Vive en la tundra (llanura sin árboles, tierra infértil, describe la región biogeográfica polar), donde escava zorreras y en las pendientes y los acantilados. Cuando hay ventiscas escava una guarida para protegerse de la misma. En invierno no hiberna, usa ese tiempo para buscar comida, aunque como escasea tanto en esa época generalmente sigue al máximo depredador ártico, el oso polar. Los zorros polares son capaces de reconocerse entre sí por su aroma.

Zorro polar

Zorro ártico o zorro polar

Este mamífero al escoger su pareja, es capaz de vivir con ella durante muchos años, hasta que muera o cambien lugar para vivir, incluso después de ello es difícil que consigan otra pareja. La hembra pare hasta 14 cachorros en cada primavera.

Alimentación

Sobre todo lemmings y liebres nivales, pero también pueden comer aves e incluso peces. Cuando hay plantas, los zorros también se alimentan de ellas.

Depredadores

El más conocido depredador de dicho mamífero son los lobos, aunque también pueden ser presa de osos polares y el águila real. Como casi todos los animales, los recién nacidos son los más vulnerables y es a éstos a los que más cazan. Los seres humanos también se suman a su caza, algunos por miedo, otros por deporte y otros por su piel.


 

¡Mira más animales asombrosos e interesantes!