Cóndor de los Andes o Cóndor Andino | Características, hábitat, alimentación y reproducción

El «Cóndor de los Andes» es una grandiosa ave que destaca por su gran tamaño y por volar en las alturas de la Cordillera de los Andes.

El «Cóndor de los Andes» o «Cóndor Andino» es una grandiosa ave que destaca por su gran tamaño y por volar en las alturas de la majestuosa Cordillera de los Andes, atravesando el paisaje de países como Argentina, Bolivia, Venezuela, Chile, Ecuador, Colombia y Perú.

Pertenece a un grupo de aves conocidas como «buitres» y sus grandes alas junto al hermoso collar de plumas blancas que contrasta con su plumaje negro son una maravilla de la naturaleza.

Es el protagonista de diversas leyendas en diferentes culturas, símbolo nacional de varias naciones y una de las especies más fieles del mundo animal.

¿Quieres conocer un poco más sobre esta ave? ¡Sigue leyendo y descubre por qué es considerado el auténtico rey y guardián de la cordillera andina!

¿Qué tipo de animal es el cóndor de los Andes?

El cóndor de los Andes o cóndor andino es un ave terrestre de gran tamaño perteneciente a la familia «Cathartidae» o «buitres del nuevo mundo», llamado así por habitar en la larga Cordillera Andina.

Es considerado el ave más grande entre aquellas que tienen la capacidad de volar, gracias a la distancia entre las puntas de sus alas extendidas (envergadura) que oscila alrededor de los tres metros (superado solamente por el albatros real y el viajero).

Su nombre científico es «Vultur gryphus», cuyo significado es «buitre con pico en forma de gancho»

El cóndor de los Andes o cóndor andino es un ave terrestre de gran tamaño perteneciente a la familia «Cathartidae» o «buitres del nuevo mundo», llamado así por habitar en la larga Cordillera Andina.
Cóndor de los Andes

Descripción del cóndor de los Andes

  • El cóndor de los Andes o cóndor andino posee las alas más grandes de todas las aves, con una distancia entre las puntas de sus alas extendidas (envergadura) de alrededor de 3,3 metros.
  • Pesan de 11 kg a 13 Kilogramos y tiene una altura aproximada de 1,4 metros. Los machos son más grandes que las hembras.
  • Generalmente son negros, pero tienen un particular «collar» blanco, así como algunas marcas del mismo color en sus alas (parte superior). Los machos suelen tener más plumaje en el cuello que las hembras.
  • Su cabeza es roja y calva, un pico alargado y puntiagudo color blanco crema que termina en gancho, y un par de ojos ubicados en ambos extremos.
  • La coloración de los ojos varía según el sexo: rojo si es hembra y color café si es macho.
  • Sus patas son grises y poseen uñas cortas, con poca curva, y el dedo posterior más elevado.
  • El macho exhibe una cresta (o carúncula) y pliegues en la cara y cuello (que aumenta con la edad); la hembra no tiene cresta pero si cuenta con pliegues.

¿Sabías que…? Al momento de aparearse, el color comúnmente rojizo de la piel de la cabeza del cóndor andino se torna amarillento.

Características del cóndor andino

  • Tiene gran sentido del olfato, lo que facilita olfatear su comida a kilómetros estando en el aire y en movimiento.
  • Son prácticamente mudos, al tener la siringe (órgano vocal de las aves, parecido a las cuerdas vocales que tienen los mamíferos) disminuida; los sonidos que emiten son una serie de graznidos y chasquidos.
  • Son muy inteligentes y calculadores.
  • Gracias a su envergadura, es decir, la distancia entre sus alas, el cóndor andino puede alcanzar altitudes de más de 6500 metros, usando las corrientes térmicas de aire cálido, que ascienden con la altura.
  • Pueden viajar hasta 200 millas por día en busca de alimento.
  • No posee subespecies.
  • Es pariente del cóndor californiano y los jotes.

¿Sabías que…?  Un grupo de biólogos británicos de la Universidad de Swansea (Inglaterra), realizó un estudio del vuelo del cóndor andino y demostró que el ave superó los 160 kilómetros ¡sin un solo aleteo! solo usó sus alas para batirlas en el despegue y luego para aterrizar.

Gracias a su envergadura, es decir, la distancia entre sus alas, el cóndor andino puede alcanzar altitudes de más de 6500 metros, usando las corrientes térmicas de aire cálido, que ascienden con la altura.
Cóndor de los Andes volando

¿Dónde vive el cóndor andino?

Habita en Suramérica y está distribuido a lo largo de la Cordillera de los Andes, entre las montañas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, principalmente entre los 1800 y 5200 metros de altitud.

Su hábitat favorable debe incluir vientos o corrientes ascendentes de aire caliente que aseguren vuelos óptimos, entornos despejados y suficiente suministro de alimento.

Por ello, prefiere lugares escarpados como acantilados, salientes rocosos y cuevas en altas montañas que facilitan sus lanzamientos y aterrizajes y le permiten protegerse en caso de peligro, habitando en grupo (condorera) o en solitario (nido).

También es posible encontrar al cóndor andino cerca de las costas que poseen abundante brisa marina e incluso en desiertos con fuertes corrientes térmicas de aire.

Es muy activo durante el día, pasando gran parte de su tiempo planeando en las alturas.

Comportamiento social del cóndor andino

El cóndor tiene un comportamiento social complejo. Se cree que en las condoreras (espacios donde habita en grupo, llamados también dormideros) existen ciertas jerarquías, y el macho adulto domina sobre la hembra y los machos jóvenes.

Esto genera ventajas en el macho a la hora de alimentarse y utilizar las mejores repisas (soportes) del espacio para descansar y exponerse al sol.

¿Sabías que…? Al igual que muchos buitres, el cóndor andino muestra también el mecanismo de enfriamiento por «urohidrosis», una técnica que consiste en defecar u orinar en las zonas escamosas de sus patas para refrescarse.

¿De qué se alimenta el cóndor de los Andes?

Es carroñero, es decir, su dieta se basa en animales muertos, generalmente de gran tamaño como caballos, cabras, llamas, alpacas, venados, ñandúes, ballenas, entre otros.

También pueden asaltar nidos en busca de huevos o polluelos, o cazar conejos y roedores.

Una vez que detecta el animal, lo vigila desde lo alto y da vueltas sobre él, incluso por algunos días, hasta que decide descender y alimentarse con su pico alargado y puntiagudo.

¿Sabías que…? Al consumir carroña (carne descompuesta), el cóndor andino cumple una importante labor como limpiador de la naturaleza, evitando la proliferación de microbios causantes de enfermedades; por ello es un catártido, que significa «los que limpian»

¿Cómo se reproduce el cóndor de los Andes?

La reproducción del cóndor andino es sexual; al momento de reproducirse, la pareja se separa temporalmente del resto del grupo para escoger el lugar del nido, generalmente cuevas grandes de paredes rocosas verticales, protegidas del viento y la intemperie.

Allí conviven entre dos y nueve meses ¡para enamorarse antes de aparearse! La cópula (acto sexual entre un macho y una hembra), inicia con un cortejo en el que el macho emite sonidos y desfila abriendo sus alas, curvando la cabeza hacia abajo e inflando su pecho.

Si logra atraer a la hembra, camina hacia ella para subirse sobre su lomo. Una vez encima de la hembra, el macho mueve su cola hasta lograr la unión cloacal y dar paso a la fecundación.

Terminado el acto, el macho se baja y permanecen uno al lado del otro; el cóndor ha encontrado a su compañera y ¡se mantendrán juntos por el resto de sus vidas! Solo en el caso de que uno de los dos muera, el sobreviviente buscaría una nueva pareja.

La hembra fecundada, pondrá un huevo y durante 60 días ambos compartirán su cuidado y protección. Finalmente, nace el pichón, cubierto por muchas plumas de color blanco, que se irán oscureciendo hasta adquirir el color negro de su plumaje y blanco en el cuello.

El polluelo permanece en el nido el primer año de vida, alcanzando la madurez a los 6 años. En promedio, la tasa de reproducción del cóndor de los Andes es cada dos años, y su tiempo de vida es de 75 años (cautiverio) y de 50 años (libre).

¿Sabías que…? Los cóndores macho en cautiverio le obsequian pequeños trozos de ramitas y hojas a la hembra para cortejarla, que luego ambos se colocan debajo de las alas.

El cóndor de los Andes como patrimonio cultural

El cóndor andino forma parte de la cultura de los pueblos ancestrales de Sudamérica; su imagen está relacionada con su arquitectura, el arte, la lengua, leyendas y poesías. De hecho, la palabra «cóndor» proviene del vocablo quechua «Kuntur»

Para los incas, el cóndor andino era considerado como un animal sagrado (junto con el puma y la serpiente), y por su capacidad de vuelo, era llamado el mensajero de los dioses y el responsable de que saliera el sol todas las mañanas.

via GIPHY

 Además, está representado en el escudo de los países: Colombia, Ecuador, Bolivia y Chile, como símbolo de fuerza, libertad y grandeza. Las sociedades indígenas que habitan en estos países lo veneran y asocian a los espíritus de sus antepasados.

¿Sabías que…? La «Yawar» o Fiesta de Sangre, es una antigua tradición cultural peruana en la que un cóndor andino es capturado y atado mediante argollas al lomo de un toro; la bestia debe morir entre las garras del ave y la pólvora que le arrojan los hombres.

Cóndor comparado con una persona

El cóndor de los Andes cuenta con unas dimensiones impresionantes que, comparado con una persona, demuestra la grandeza de esta ave.

El ser humano adulto promedio tiene una altura que varía entre 1,50 y 1,70 metros y un peso de 65 Kilogramos; el cóndor andino tiene una altura aproximada de 1,4 metros y un peso que varía entre 11 y 13 Kilogramos.

Lo admirable sucede al extender sus alas, con una distancia entre ellas (o envergadura) de alrededor de 3,3 metros; para que una persona tenga dicha envergadura ¡debe medir 3 metros! pues, por lo general, el ser humano tiene lo mismo de envergadura que de altura.

¿Sabías que…? Hace seis millones de años existió un gigantesco buitre surcando los cielos de Argentina similar al cóndor andino llamado el «Argentavis», que pesaba 70 Kilogramos, medía 2 metros de altura y ¡la envergadura de sus alas podía alcanzar los 8 metros!

Amenaza

Por la falsa creencia que lo cataloga como depredador, el cóndor andino se enfrenta a diversas amenazas humanas, como envenenamiento por plomo por el consumo de animales que han sido cazados, y el uso de cebos (carnadas) envenenados.

También afronta la caza sin control, donde el ave sufre disparos deliberados por ser desconocido, la pérdida de hábitat y el comercio ilegal.

Actualmente, esta ave está clasificada como «vulnerable» en la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (BirdLife, 2020).

Referencias

Alarcón, P., Lambertucci, S., Morales, J. M., Wiemeyer, G., Mastrantuoni, O., Shepard, E., & Donázar, J. A. (2013). Tras los pasos del cóndor andino. Desde La Patagonia Difundiendo Saberes10(16), 2-10. https://bit.ly/3MXkp4D

Aweita. (2020). Científicos británicos descubren que el Cóndor Andino puede viajar más de 160 Kilómetros sin aletear por esta increíble razón. https://bit.ly/39LYyyT

BirdLife International (2020). «Vultur gryphus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2020.3 (en inglés). ISSN 2307-8235. https://bit.ly/3kVZ4wl

¡Compártelo en tus redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.