Los Caballos

Descripción

Los Caballos son unos mamíferos familia de otros conocidos animales como las Cebras y los Asnos, pertenecientes a la familia de los équidos. A ellos los podemos encontrar tanto en estado salvaje como domesticados; cuando están domesticados, comúnmente se usan para actividades agrícolas, carreras, y exhibiciones.

A pesar de que aún se pueden encontrar en estado salvaje, los caballos ya se encuentran prácticamente domesticados en su totalidad; la domesticación de éstos se ha estimado en alrededor del año 3600 a.C. aproximadamente.

Características

Estos animales son bastantes grandes en comparación con otros animales domesticados; pueden medir entre 1,4 y 1,8 m de altura en su adultez. Además, de acuerdo a la especie pueden pesar de 380 a 1000 kg.

Son relativamente rápidos, alcanzando velocidades de hasta 48 km/h, y viven entre 25 y 30 años en promedio.

Un caballo de estatura estándar, unos 160 cm, puede cargar alrededor de 120 kg, por lo que son animales bastante fuertes. Por esta razón, el humano los ha empleado desde hace cientos de años como animales para carga y arrastre, ayudando en tareas que requieren de mucha fuerza y resistencia. Su largo hocico les ayuda a respirar mejor cuando están cansados, durante la realización de largas caminatas o esfuerzo excesivo.

El color de su pelaje puede ser realmente muy variado, logrando apreciar caballos blancos, marrones, negros, grises, con manchas de color, entre otra gran variedad. Además, también puede variar de forma independiente el color de sus crines, que son los largos pelos que poseen en la parte superior de su cuello.

Un detalle curioso que podemos encontrar en ellos, es la capacidad de dormir de pie, de 4 a 15 horas; emplean esta manera de descanso a menos que necesiten dormir completamente, para lo que si requieren echarse. Cuando duermen echados, lo hacen por pequeños períodos repartidos a lo largo del día, de tan solo 15 minutos por descanso, hasta completar solo un par de horas.

Caballo marrón claro

Caballo marrón claro

Hábitat

Los caballos se consideran animales muy sociables. A pesar de aún considerarse un animal salvaje, se entregan en su totalidad si se les trata con cariño y se les da confianza, siempre dependiendo también de la raza de éste. Por otra parte, estos mamíferos tienen una alta capacidad de adaptación al medio; bien se puede conseguir en una pradera como en un desierto, los caballos son capaces de adaptarse a casi cualquier hambiente si es necesario.

Alimentación

Son animales herbívoros, por lo que su dieta se compone de casi exclusivamente pasto. Comen de 7 a 11 kg de comida diariamente. Debido a que poseen un estómago pequeño se le debe repartir la comida en pequeñas porciones.

En cuanto al agua, llegan a beber hasta 45 litros diarios.

Reproducción

Cuando alcanzan los 4 años están listos para aparearse. El embarazo de la hembra dura unos 11 meses, dando a luz solo una cría, aunque raramente puede parir 2 o más.

Cuando aún no llegan a la adultez, a los machos se les llama potros o potrillos; mientras tanto, a las hembras potras o potrancas. Al llegar a la adultez, a la hembra del caballo se le denomina yegua.

Yegua con su cría

Yegua con su cría

Amenazas

Debido a que en la actualidad están altamente domesticados, no suelen ser presa de depredadores. Sin embargo, en estado salvaje, pueden ser cazados por lobos, tigres, entre otros. Para ser cazados, sus depredadores tienen que ser rápidos, fuertes, y ágiles.


 

¡Mira más animales asombrosos e interesantes!