El sapo | Características, dónde vive, qué come y tipos de sapos

El sapo no tiene cola, sus patas son cortas y con su pegajosa lengua consume gran cantidad de insectos.

El sapo es un anfibio que se diferencia de sus familiares porque no tiene cola y sus patas son cortas; habita en todos los continentes, excepto en Australia y la Antártida.

Cuando llueve, es posible que los alrededores de tu casa, patio o jardín, sean visitados por algún miembro de esta gran familia, y de seguro la primera impresión al ver su cuerpo lleno de verrugas y rugosidades, no es agradable, pero… ¿sabías que resultan ser un gran aliado en el jardín?

¡Así es! con su pegajosa lengua consume gran cantidad de insectos, controlando así las plagas.

Además, si algún depredador intenta comérselo, sus toxinas inmediatamente le provocarán irritación.

Echa un vistazo a este artículo y entérate de sus principales características, qué come, dónde habita, los tipos de sapos que existen y otras curiosidades de este extraordinario animal… ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el sapo?

Es un animal vertebrado terrestre perteneciente a la Clase «Anfibios», Orden «Anura», con un estilo de vida semi-acuática, es decir, que parte de su vida la pasan en el agua y la otra en tierra.

Es considerado un «animal de sangre fría», porque no tiene la capacidad para generar su propio calor corporal.

via GIPHY

Características de los sapos

  • Su cuerpo es ovalado y pesado, dividido en tres partes: cabeza, tronco y cuatro extremidades (dos anteriores y dos posteriores).
  • No tienen cuello.
  • Los ojos son móviles, con pupilas circulares o elípticas horizontales y párpados sobresalientes.
  • Su boca es ancha, con una poderosa lengua protráctil (se proyecta hacia fuera) y sin dientes.
  • Poseen dos orificios nasales (narinas), y una protuberancia, llamada «canto rostral» entre la punta del hocico, el ojo y la boca.
  • Su tímpano o estructura auditiva es externa, y puede oír debajo del agua.
  • Cuentan con «crestas cefálicas», que son unos bordes visibles en la cabeza provenientes de los huesos del cráneo.
  • Las patas de la hembra son largas; las del macho son robustas.
  • Las extremidades anteriores son cortas y tienen cuatro dedos.
  • El macho tiene en sus patas unas rugosidades (callosidades palmares), que usa para abrazar a la hembra durante el apareamiento.
  • Algunas especies presentan espolones (púas) en las patas traseras, que le ayudan a enterrarse en el suelo suelto.
  • Tienen verrugas (granos que sobresalen) por todo el cuerpo, principalmente en la espalda.
  • La piel es áspera y seca, con colores que van del marrón rojizo al negro; los lados del vientre son de colores claros, y es más suave.
  • Su tamaño varía entre 1 y 20 centímetros; usualmente la hembra es más grande que el macho.
  • Cuentan con dos tipos de glándulas: unas que segregan una sustancia mucosa para mantenerse húmedo, y otras que segregan líquidos irritantes o tóxicos para protegerse.

¿Sabías que…? El «sapo lipón», en lugar de camuflarse, exhibe un diseño de manchas en la parte trasera del dorso que simulan grandes ojos; así ahuyenta a sus depredadores.

Organización Interna

Sistema nervioso

Está formado por un cerebro pequeño, la columna vertebral, y una red de nervios (espinales, craneales).

Sistema respiratorio

Los sapos adultos respiran mediante pulmones, órganos internos en forma de saco que le permiten respirar fuera del agua; también pueden respirar a través de la piel (mientras permanezca húmeda) y, en menor grado, por las paredes de la boca.

En su etapa de renacuajo (larva acuática) y juvenil, los sapos respiran por branquias (órganos respiratorios externos)

Sistema circulatorio

El sistema de circulación es doble; te explico: existen dos circuitos, uno que lleva la sangre a los órganos respiratorios para tomar oxígeno, y otro general que lleva la sangre ya oxigenada al resto de órganos, con un corazón como órgano central. 

Sistema digestivo

Inicia en la boca, continúa con la faringe, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el recto y culmina en el ano.

Sistema reproductor

El sapo macho tiene dos testículos que generan espermatozoides; la hembra posee un ovario, encargado  de producir los óvulos.

Sistema excretor

El sapo cuenta con dos riñones, órganos aplanados y alargadossituados a ambos lados de la columna vertebral, y una vejiga (depósito en forma de bolsa).

En conjunto, tanto el sistema excretor, como el digestivo y reproductor desembocan en un órgano llamado «cloaca», que actúa como un canal para la expulsión de desechos, esperma o los propios huevos.

¿Dónde viven los sapos?

Habitan en América, Europa, Asia y el norte de África, generalmente en el suelo de zonas húmedas, llenas de vegetación y sombra, debajo de las hojas, jardines, o refugiados en troncos de árboles.

Los renacuajos tienen vida acuática, encontrándose principalmente en el fondo de los ríos, lagunas y arroyos, o en charcos formados por la lluvia.

Son animales poco visibles, ya que por lo general se esconden durante el día. 

¿Sabías que…? El «sapo Pristimantis mutabilis», que vive en la selva tropical de Ecuador, tiene la habilidad de cambiar la textura y color de su piel, imitando su entorno natural para pasar desapercibido.

El sapo vive generalmente en el suelo de zonas húmedas, llenas de vegetación y sombra, debajo de las hojas, jardines, o refugiados en troncos de árboles.
El sapo en su hábitat

¿Qué comen los sapos?

Son carnívoros, y su alimentación incluye lombrices de tierra, insectos (principalmente moscas y hormigas), arañas, crustáceos y otros invertebrados pequeños.

Los de mayor tamaño, en ocasiones, pueden comer pequeños mamíferos y peces.

En su etapa como «renacuajo» o larva acuática, consume mayormente algas y restos orgánicos suspendidos en el agua; algunos pueden alimentarse de pequeños insectos, peces e incluso otros renacuajos.

¿Sabías que…? Hace 70 millones de años, existió en Madagascar un gran sapo, llamado por los expertos «Beelzebufo ampinga», con una mandíbula tan fuerte, que podía comer dinosaurios pequeños ¡sorprendente!

¿Cómo se reproducen los sapos?

Su reproducción es ovípara, es decir, mediante huevos, y la fecundación es externa.

Para reproducirse, hacen largos recorridos para llegar a la zona de apareamiento; el acto inicia con un cortejo por parte del macho para atraer a la hembra, lleno de cantos, con ¡un repertorio musical único, cuyo sonido puede extenderse hasta 1,5 kilómetros de distancia!

Una vez terminada la conquista, tiene lugar el abrazo nupcial (amplexo); el macho pelea con otros para montarse sobre la hembra y abrazarla fuertemente, produciendo un estímulo para que libere los huevos en el agua, cerca de ella, o en algún lugar húmedo.

Estos huevos (que varían entre 400 y 1000) están en cordones o paquetes, son de color oscuro y están envueltos en una espuma gelatinosa. Para la fertilización, el macho rocía su esperma sobre ellos.

Pasados entre 5 y 40 días, del huevo sale una larva o renacuajo que tiene cola y vive en el agua; más tarde, por metamorfosis (transformaciones), se convierte en adulto, desarrolla patas y puede salir a tierra firme.

En ocasiones, el macho lleva los huevos fecundados enrollados entre sus patas y, cuando están a punto de eclosionar o abrirse, se acerca al agua para liberar a los renacuajos.

¿Sabías que…? En su afán por abrazar una hembra para aparearse, el sapo macho puede confundirse y montar a otro macho, una piedra o cualquier cosa que se parezca al cuerpo de la hembra.

El abrazo nupcial o amplexo ocurre cuando el macho se  monta sobre la hembra y la abraza fuertemente, estimulando la liberación de los huevos.
Abrazo nupcial del sapo

Tipos de sapos

Los sapos pueden clasificarse dentro de los «Bufónidos, Pelobátidos, y Discoglósidos»

Tipos de sapos
Tipos de sapos

Bufónidos

Conocidos como los «sapos verdaderos», abarca la mayoría de especies conocidas, reunidos en 52 géneros, entre los que destaca el género Bufo.

Habitan en todos los continentes, excepto Australia y la Antártida; su piel es verrugosa, áspera, tienen patas cortas y una glándula externa llamada «parótida» que segrega veneno (bufotoxinas) para defenderse de los depredadores.

Ejemplares de Bufónidos

Sapo común (Bufo bufo), sapo pantera (Bufo regularis), sapo del río Colorado (Bufo alvarius), sapo verde (Bufotes viridis), sapo de caña (Rhinella marina)…

Pelobátidos

Reúne a los «sapos de espuelas», llamados así porque tienen en sus patas traseras unas espuelas (similares a una uña) que le permiten remover el suelo arenoso para enterrarse.

Habitan en bosques y zonas rocosas de Europa, Asia y África; en general son de gran tamaño, de cuerpo grueso, su lengua es circular y tiene grandes ojos, con pupilas elípticas verticales de color negro.

Ejemplares de Pelobátidos

Sapo de espuelas sirio (Pelobates syriacus), sapillo moteado (Pelodytes punctatus)…

Discoglósidos

Son sapos de menor tamaño, y se caracterizan porque su lengua es aplanada y en forma de disco; habitan principalmente en Europa, aunque también pueden encontrarse en África y este de Asia.

Ejemplares de Discoglósidos

Sapo Partero Común (Alytes obstetricans), sapillo pintojo (Discoglossus pictus)…

¿Sabías que…? En el año 2010, científicos encontraron en Colombia una especie de sapo con pico perteneciente a los «Rhinella» al que llamaron el «sapo Simpson» por su parecido al señor Burns de la serie de televisión Los Simpson.

¿Todos los sapos son venenosos?

Todas las especies de sapos tienen toxinas, cuya función principal es ahuyentar a sus depredadores, pero no todos son venenosos; así que no representan ningún peligro para el ser humano.

Sin embargo, aunque no sean letales para el ser humano, sí pueden generar síntomas graves en perros, gatos y otros mamíferos.

Lo recomendable, si tocas la piel de este animal, es lavarse el área de contacto y así evitar alguna irritación.

¿Sabías que…? Cuando el «sapo de vientre de fuego oriental» se siente amenazado, levanta sus patas delanteras arqueando la espalda, para mostrar el brillante rojo y negro de su vientre, advirtiendo sobre las toxinas presentes en su cuerpo.

¿Cuánto vive un sapo?

Su  tiempo de vida promedio, en estado salvaje, varía entre 8 a 14 años. Ciertas especies, como «el sapo común europeo (Bufo bufo)» tienen un estimado de casi 40 años.

Diferencias entre sapo y rana

A pesar de que ambos son «anfibios anuros», es decir, tienen vida semi-acuática y no tienen cola, es posible distinguir algunas diferencias:

  • La piel del sapo es seca y áspera, la rana tiene una piel lisa y húmeda.
  • El sapo tiene el cuerpo más ensanchado que la rana.
  • Las patas traseras del sapo son cortas, adaptadas para marchar y dar saltos cortos; la rana tiene patas largas y palmeadas (sus dedos se unen por una membrana), útiles para saltar y nadar.
  • El sapo no tiene ningún diente; ciertas especies de rana cuentan con minúsculos dientes.
  • El sapo pueden permanecer mayor tiempo fuera del agua; la rana depende más de la humedad.
¡Compártelo en tus redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

3 comentarios

  1. Pingback: Las Víboras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.