El Pez Betta o Luchador de Siam

Descripción

El Pez Betta, también conocido como Luchador de Siam, es un pez de agua dulce nativo del sureste de Asia.

Son animales muy llamativos por sus coloridas escamas, además de tener unas aletas muy vistosas. Debido a ésto, tienen mucha popularidad como peces para tener en cautividad.

Características

Estos peces pueden alcanzar un tamaño de 6,5 cm de longitud, aunque por su gran cola dan la impresión de ser un poco más grandes.

En libertad, estos animales tienen tonos marrones, grises, verde apagado, azul, y rojo. Mientras tanto, en cautiverio sus colores tienden a ser más brillantes y llamativos.

Poseen alargadas colas, con rayas a lo largo. Todas sus aletas son también bastante grandes y mantienen los mismos atractivos colores en el resto del cuerpo. Sin embargo, en estado salvaje su cola y aletas tienden a ser un poco más pequeñas que en cautividad.

Para diferenciar ambos sexos, hay que saber que los betta macho tienen las aletas notablemente más grandes que las hembras.

Estos peces, en cautiverio, pueden aspirar a incluso 5 años de vida.

Alimentación

Aunque son omnívoros, prefieren alimentarse como carnívoros, incluyendo zooplancton, larvas de zancudos, entre otros insectos.

Por su parte, en cautividad, estos peces se pueden alimentar de prácticamente cualquier alimento para pez, además de poder ofrecerles alimento vivo como larvas de mosquitos.

La calidad de su alimentación se ve directamente reflejada en su vistosidad. Entre mejor alimentados, sus colores serán más llamativos y la actitud del betta también se verá más activa.

Hábitat

Estos peces habitan en aguas estancadas o con movimiento lento, y a temperaturas que van de los 24 a los 30° C.

Se encuentran de forma natural en Tailandia, Vietnam, Camboya, y Laos, en el continente asiático.

Los bettas son muy territoriales, en especial los machos. Si 2 machos se encuentran, se atacarán entre sí para defender el espacio.

Cuando pelean, tratan de morderse la cola, y la batalla es ganada por aquel que deje la cola más herida. Debido a ésto, muchas veces las heridas les provocan infecciones que pueden acabar con su vida. Son animales bastante agresivos en general.

Reproducción

Cuando el macho encuentra una hembra, extiende sus aletas para llamar su atención.

Si la hembra está interesada en aparearse, el color de su piel se oscurecerá. Luego del apareamiento, el macho se encargará de hacer el nido. El nido se trata de muchas burbujas de distintos tamaños, agrupadas en la superficie del agua, las cuales se mantienen sin romperse gracias a que las forman con su propia saliva. No obstante, la mayoría de machos tiende a hacer nidos sin que se hayan apareado.

Por último, la hembra depositará los huevos en el nido, que van de 10 a 40 huevos en total, y el macho será el principal encargado de cuidarlos.

Amenazas

El pez betta es bastante delicado, por lo que en libertad son muy susceptibles a contraer infecciones. A pesar de ello, su mayor amenaza es la venta de estos especímenes.

Debido a su popularidad como mascota, la extracción en masas de estos peces de su hábitat le ha traído una decadencia pronunciada de su población. Actualmente se encuentran clasificados según la UICN como Vulnerables, lo que significa que comienzan a estar en riesgo de extinción.


 

¡Mira más animales asombrosos e interesantes!