El Equidna u Hormiguero Espinoso

Descripción

El Equidna, también conocido como Hormiguero Espinoso o Taquiglósidos, son los únicos animales pertenecientes al suborden de los tachyglossa. Estos mamíferos tienen una apariencia muy similar a la combinación de un puercoespín y un oso hormiguero. Solo existen 7 especies de equidnas, aunque 4 ya se extinguieron.

Características

Estos animales miden de 30 a 50 cm en su adultez, y llegan a pesar 6 kg como máximo. Además, la hembra es típicamente más pequeña que el macho.

Los equidnas poseen espinas en todo su cuerpo, principalmente en su espalda, que miden unos 6 cm de largo.

Estos mamíferos tienen unas patas bastante cortas, y las delanteras son más fuertes que las traseras, para mayor facilidad a la hora de cavar agujeros en busca de su alimento. Inclusive, poseen de 2 a 3 garras, para hacer más fácil aún ésta tarea.

Para el equidna, los colores más comunes que encontraremos en su pelaje son marrón o negro. Suelen tener bastante menos pelos que espinas.

En libertad, su esperanza de vida ronda los 40 años, mientras que en cautiverio pueden llegar a vivir unos 50 años.

Equidna en cautiverio

Equidna en cautiverio

Curiosidades

  • Junto a los ornitorrincos, son los únicos mamíferos existentes que se reproducen por huevos.
  • Su largo hocico representa dos tercios de toda su cabeza, y no poseen dientes.
  • Poseen un único orificio de salida, por donde defecan, orinan, y en el caso de las hembras, también el acto sexual y la salida para los huevos.
  • Por otra parte, los machos tienen un pene de 4 cabezas, algo extremadamente raro en mamíferos.
  • El equidna común tiene el hocico más corto; mientras tanto, las otras especies de equidnas existentes son llamados Equidna de Hocico Largo o Zaglosos.
  • Los zaglosos son además más grandes que los equidnas comunes; al contrario de los equidnas de hocico corto, éstos tienen normalmente más pelos que espinas.
  • Usan sus espinas como método de defensa. Cuando se sienten amenazados, encrespan sus espinas para que no los toquen.
  • Las espinas realmente son pelos extremadamente gruesos, que se han modificado de esta manera a través de la evolución.

Alimentación

Poseen una larga lengua pegajosa que puede llegar a medir 20 cm de largo. Se alimentan de gusanos, lombrices, insectos, y hormigas. Debido a que carecen de dientes, trituran lo que comen contra su paladar, al final de su boca.

Tienen un excelente sentido del olfato, con el que localizan su alimento; además, posee receptores en su rostro con el que facilitan la localización de colonias de hormigas o termitas.

Hábitat

Se encuentran principalmente en Australia, Nueva Zelanda, y Tasmania. Su hábitat es muy variado, ya que pueden encontrarse tanto en zonas boscosas como en desiertos; sin embargo, son animales nocturnos, por lo que no se les ve con demasiada frecuencia.

Equidna en su hábitat

Equidna en su hábitat

Reproducción

Luego del acto reproductivo, que puede durar más de media hora, la hembra tendrá 10 días de incubación, de un solo huevo por vez. Las equidnas no tienen pezones, por lo que la leche con la que alimenta a sus crías sale a través de unos poros.

Tienen una bolsa parecida a la de los canguros, donde sus crías permanecen por unos 50 días hasta que comienzan a salirle las espinas. Luego de esto la madre cava una madriguera donde se mantendrá la cría hasta que madure lo suficiente, unos 7 meses aproximadamente.

 

Amenazas

No tienen actualmente ningún riesgo de extinción por su capacidad adaptativa a distintos ambientes. Además, hasta ahora solo se conoce como su depredador a los Dingos, una especia de lobo; esto se da gracias a sus eficaces herramientas de defensa.


 

¡Mira más animales asombrosos e interesantes!