Schizomida | Características de los arácnidos esquizómidos o escorpión de látigo corto

«Schizomida» es un orden de pequeños arácnidos llamados «esquizómidos» o comúnmente «escorpión de látigo corto» que, por su tamaño y hábitos escurridizos, han sido muy poco estudiados y en ocasiones, confundidos con hormigas.

Habitan en zonas tropicales, formando parte de la fauna del suelo o en alguna cueva, y su nombre se traduce como «animal con una división en el centro»

¿Quieres conocer más sobre estos diminutos y fantásticos arácnidos? Quédate y ¡descubre todo sobre el orden Schizomida!

¿Qué es el orden «Schizomida»?

El orden «Schizomida» es un grupo de arácnidos formado por más de 190 especies conocidas como «esquizómidos» o «escorpión de látigo corto», que se distinguen por ser muy pequeños (menos de 7 milímetros) y tener una cola corta (flagelo).

Características del orden Schizomida

  • Su cuerpo es blando, rodeado por diminutos pelos, y está dividido en dos partes: Prosoma o cefalotórax (unión de cabeza y tórax) y Opistosoma (abdomen).
  • El cefalotórax está formado por tres regiones, cada una recubierta por una placa dura (gracias a un compuesto blanco llamado quitina).
  • El abdomen es alargado, se divide en 12 segmentos y termina en un flagelo o cola corta, con funciones sensoriales.
  • Poseen 6 pares de apéndices (quelíceros, pedipalpos  y 4 pares de patas).
  • Los quelíceros se ubican junto a la boca, y cuentan con dos piezas (artejos) que adoptan la forma de pequeñas pinzas o quelas. Algunos especialistas opinan que se dividen en tres piezas (trisegmentados).
  • Los pedipalpos (piezas bucales) generalmente son robustos y más cortos que las patas, y le sirven para prensar y manipular el alimento.
  • El primer par de patas es más largo y delgado, y cuenta con un par de sedas (pelos sensoriales) conocidas como «tricobotrios»
  • El resto de las patas son usadas para desplazarse, y terminan en pequeñas uñas.
  • El cuarto par de patas, además de función locomotora, se ha transformado para dar saltos cortos.
  • No tienen ojos; algunos ejemplares poseen en su lugar manchas oculares que son sensibles a la luz.
  • El color de su cuerpo varía entre tonalidades verde y castaño.
  • Son diminutos; su tamaño oscila entre 1 y 7 milímetros.
«Esquizómidos» o «escorpión de látigo corto», que se distinguen por ser diminutos (menos de 7 milímetros) y tener una pequeña cola o flagelo.
Vista dorsal de un esquizómido o escorpión de látigo corto
¿Sabías que…? Como no tiene ojos, el escorpión de látigo corto toca a su alrededor con su primer par de patas, que actúan como antenas y le permiten orientarse bajo tierra. Clic para tuitear

Sistema nervioso

Al igual que otros arácnidos, el sistema nervioso de los esquizómidos o escorpiones de látigo corto es ganglionar, es decir, un pequeño bulto (ganglio central) se conecta con el estómago y las ramificaciones nerviosas a lo largo de su cuerpo.

Aparato digestivo

Es completo, y está formado por: boca, esófago, estómago, intestino medio y ano.

Aparato respiratorio

Tienen respiración traqueal, mediante unos órganos respiratorios en forma de bolsa plegada, llamados «pulmones en libro» o «filotráqueas» que se conectan con el exterior por unos pequeños tubos por donde entra el oxígeno.

Características físicas de la araña Schizomida
Características físicas de la araña Schizomida o escorpión látigo

Aparato circulatorio

Los esquizómidos (Schizomida) cuentan con un sistema circular abierto, formado por un corazón alojado en una cavidad (llamada pericárdica) y conectado a una vena que se extiende o ramifica por todo el cuerpo para transportar la hemolinfa (sangre).

Sistema reproductor

Se diferencia hembra y macho, con la abertura genital (gonoporo) dispuesta en el vientre.

La hembra cuenta con óvulos y «espermateca», una estructura que sirve para almacenar el esperma del macho al momento de la fecundación. El macho dispone de espermatóforos (saco con espermatozoides).

¿Sabías que…? Gracias a la forma de la cola o flagelo, es posible diferenciar a la hembra del macho; la cola de la hembra está dividida en varios segmentos, mientras que la del macho no tiene divisiones y es más abultada. Clic para tuitear

¿Cómo se reproducen los esquizómidos o escorpiones de látigo corto?

La reproducción es sexual e inicia con un gran cortejo, lleno de paseos y danzas. Para llamar la atención de la hembra receptiva, el macho agita su cuerpo y patas anteniformes (primer par de patas) al son del mejor bailarín.

Gif bailando

Si capta la atención de la hembra, se acercará y dará paso a un «baile nupcial», donde el macho coloca su cola frente a la hembra para que se sujete con sus quelíceros (pinzas) y, con gran habilidad, caminará con ella agarrada.

Al encontrar el lugar ideal, el macho deposita su espermatóforo (saco con espermatozoides) y arrastra a la hembra para que se pose sobre él (fecundación interna).

Finalmente, la hembra suelta su cola y se aleja en búsqueda del lugar para cavar una pequeña cueva o «cámara de cría», donde esperará a que los huevos fecundados eclosionen (se abran).

Pasados unos 70 días, la hembra puede poner entre 6 y 10 huevos que quedan agrupados y pegados a su orificio genital, hasta que se convierten en ninfas.

A partir de allí, sufren una serie de transformaciones hasta alcanzar la fase adulta, en un tiempo estimado de 2 años.

Algunas especies (Stenochrus portoricensis) se reproducen por partenogénesis, es decir, a partir de células sexuales femeninas que no han sido fecundadas por un macho; esto ocurre en una población formada solo por hembras.

¿Sabías que…? A diferencia de otros arácnidos, en el apareamiento de los esquizómidos es la hembra la encargada de aferrarse al macho (a su cola o flagelo). Clic para tuitear

¿Dónde viven los esquizómidos (Schizomida)?

Se encuentran en las regiones tropicales y subtropicales de América, África, Asia y Oceanía, siendo muy numerosos en el continente suramericano (Brasil, Colombia y Venezuela) y en Australia.

Habitan en lugares húmedos, entre la tierra suelta, debajo de las piedras, hojas, algún tronco o refugiados en el interior de las cuevas, siempre protegidos de los rayos solares.

Algunas especies son endémicas, es decir, habitan en un único lugar, como por ejemplo, la especie «Draculoides Bramstokeri» que se encuentra solo en Australia.

En el siguiente video, puedes observar a un esquizómido desplazándose por su hábitat e inspeccionando con sus patas anteniformes el lugar:


¿Qué comen los esquizómidos (Schizomida)?

Los esquizómidos o escorpiones de látigo corto son depredadores, y consumen principalmente colémbolos, termitas, hormigas, milpiés y cochinillas.

¿Cómo se alimentan los esquizómidos (Schizomida)?

Para encontrar a su presa, los esquizómidos utilizan su primer par de patas (anteniformes) que le permiten sondear la zona y, una vez encontrada, la captura con sus pedipalpos (apéndices bucales) y luego la desgarra con sus quelíceros (pinzas).

A medida que va despedazando la presa, rocía sobre ella un líquido (enzimas digestivas) que facilita su absorción.

¿Sabías que…? Al localizar a su presa, el esquizómido o escorpión de látigo corto ¡usa sus patas anteniformes para reconocer su tamaño!, y así decidir si la captura vale la pena. Clic para tuitear

Clasificación del orden «Schizomida»

El orden «Schizomida» se divide en tres familias: una extinta, llamada «Calcitronidae» y dos actuales: «Hubbardiidae» y «Protoschizomidae», que reúnen 350 especies vivientes distribuidas en 48 géneros.

Calcitronidae

Incluye las especies de esquizómidos que se han extinguido (fósiles), encontrados en depósitos de calcita (mineral) en Arizona (Estados Unidos) y China. Para algunos expertos, su aceptación como arácnidos debe seguir en estudio.

Ejemplares (nombres científicos)

Calcitro fisheri, Calcitro oplonis.

Hubbardiidae

Es la familia con más especies de esquizómidos, agrupados en dos subfamilias (Hubbardiinae y Megaschizominae) y distribuidos mayormente en Australia y Sudamérica.

Ejemplares (nombres científicos)

Stenochrus portoricensis, Megaschizomus mossambicus, Zomus bagnallii, Enigmazomus eruptoclausus…

Protoschizomidae

Contiene un reducido número de especies, agrupadas en dos subfamilias (Agastoschizomus y Protoschizomus).

Ejemplares (nombres científicos)

Agastoschizomus tamaulipensis, Agastoschizomus patei, Protoschizomus franckei, Protoschizomus pachypalpus…

¿Sabías que…? Cuando se ven amenazados, los escorpiones de látigo corto emplean sistemas de defensa química, rociando ácido acético desde el extremo de sus colas. Clic para tuitear

Referencias

Coddington, J. (2020). Schizomida.  AccessScience. https://doi.org/10.1036/1097-8542.605900

Cowles, J. (2018). Short-Tailed Whipscorpions: Schizomida. In Amazing Arachnids (pp. 80–87). Princeton University Press. https://doi.org/10.2307/j.ctt1zkjxkx.9

¡Compártelo en tus redes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustó el artículo? ¡Apóyanos compartiéndolo!

Si te sirvió la información, puedes apoyarnos compartiéndolo en tu red social favorita, así podemos seguir creando más contenido y que más personas se mantengan informadas, muchas gracias.